HyperMed Cancun

Tel. +52 (998) 251 0182
Cel. +52 (998) 845 4259
info@hypermedcancun.com

HyperMed Cancún se localiza en un área fácilmente accesible sobre la calle lateral derecha (en sentido hacia el centro de la ciudad) sobre Av. López Portillo.

Nuestro centro es atendido por personal altamente calificado, tanto por enfermeros como el personal médico que tiene mas de 35 años de experiencia, y nos apegamos a los protocolos internacionales como son los de la UHMS (Sociedad de Medicina Hiperbárica y Subacuática) y DAN (Divers Alert Network).

Brindamos un trato personalizado a cada paciente, con toda clase de información relacionada a su padecimiento con la oxigenación hiperbárica. Explicamos todos los pasos a seguir así como cuidado requerido para el propio paciente y sus familiares, ademas contamos con un área especial para que los familiares o amigos descansen cómodamente en una sala designada expresa para ello, pudiendo descansar, ver televisión o simplemente hacer de su estancia mas confortable.

El Dr. Jorge L. Garcia Torres es un pionero de la Medicina Hiperbarica en nuestro país iniciando su historia médica en camaras hiperbaricas en esta ciudad de Cancún, Q. Roo en el año de 1977, cuando entonces existía la cámara hiperbárica del cuerpo de rescate de Fonatur de aquellos años. Posteriormente realiza sus estudios en el Centro Médico Nacional (IMSS) y en el extranjero asistiendo a innumerables cursos de Medicina Hiperbárica y de Buceo en congresos internacionales como son Estocolmo, Suecia, Sidney, Australia, Alaska, Florida, Washington, San Diego, Los Angeles, Bethesda, por nombrar algunos. En Barcelona, España, representó a nuestro país con un trabajo a la comunidad científica de la EUBS (European Underwater Baromedical Society) y UHMS acerca de los accidentes hiperbáricos en un estudio practicado a los pescadores de Isla Mujeres, Q. Roo. Hoy es el médico responsable de HyperMed Cancun, en donde pone al servicio de la comunidad su experiencia en este campo.

Estas són algunas de las indicaciones médicas aceptadas universalmente para el tratamiento con oxigenoterapia hiperbárica:

  • Quemaduras.
  • Pie diabético.
  • Embolia aérea o gaseosa.
  • Abscesos intracraneales.
  • Osteomielitis refractaria.
  • Enfermedad por descompresión.
  • Injertos de piel y colgajos comprometidos.
  • Infecciones necrotizantes de tejidos blandos.
  • Anemia aguda (pérdida excepcional de sangre).
  • Estimulación de la cicatrización en heridas problema.
  • Miositis y mionecrosis por clostridios (Gangrena Gaseosa).
  • Envenenamiento por monóxido de carbono e Inhalación de Humo.
  • Síndrome por aplastamiento, síndrome compartimental y otras isquemias traumáticas agudas.
  • Lesiones posteriores a radiación (osteoradionecrosis y radionecrosis en tejidos blandos).

Los tratamientos de oxigenoterapia hiperbárica no son invasivos, no causan dolor propiamente y no involucran el uso de medicamentos, utilizando como fármaco principal la administración y respiración de oxígeno hiperbárico, éste se administra dentro de la cámara hiperbárica mediante mascarillas a demanda o casco para aquellos pacientes que así lo requieran. En tanto cursa su tratamiento dentro de la cámara puede disfrutar cómodamente de canales de televisión o música.

Durante la compresión, es probable que experimente una sensación de presión en los oidos, similar a la de un vuelo en avión, resultado secundario a los efectos de la presión ejercida dentro de la cámara hiperbárica. Se le enseñará algunos sencillos métodos para tal efecto y evitar malestar al momento. Nuestro personal siempre lo acompañará dentro de la cámara para mayor seguridad y lo estará monitoreando en todo momento, también podrá comunicarse con el exterior en cualquier momento con el médico o algún familiar de ser necesario o simplemente para aclarar alguna duda.

Durante el tratamiento se utiliza ropa especial 100% de algodón y no se permite el uso de equipo electrónico de cualquier tipo como relojes, teléfonos celulares, ipods, etc., dentro de la cámara hiperbárica.

Un plan de tratamiento inicial es diseñado en base a una evaluación médica y profesional en nuestro centro y a los protocolos establecidos por expertos en el campo de la Medicina Hiperbárica. A lo largo del tratamiento se realizarán ajustes de acuerdo a la evolución del paciente.

Algunos pacientes tales como los que se recuperan de una cirugía plástica o tratamientos de traumatismos o medicina del deporte, podrían requerir un número reducido de tratamientos, mientras que aquellos con infecciones severas, como por ejemplo pié diabético, traumatismo craneoencefálico o quemaduras, necesitarían un mayor número de tratamientos. En estos casos la razón de esto se le explicará al paciente con detenimiento.

Otros casos como heridas sin sanar o en condiciones de gangrena, serán evaluados y comenetados con su médico tratante de primer contacto para poder desarrollar un plan de tratamiento específico o especial que requiera el paciente. Con ello desarrollaremoso un plan de tratamiento recomendado y en conjunto, evaluando regularmente al paciente a medida que responde a la oxigenoterapia hiperbárica.

Un tratamiento tiene una duración tipica de 90 minutos en casos de oxigenación hiperbárica y en los casos de accidentes de buceo, ésta variará en forma importante, pues dependerá de la sintomatología y del perfil de buceo que se realizó.

La oxigenación hiperbárica aumenta el grado de oxígeno presente en tejidos dañados o faltos de oxígeno, esto habilita la producción de colágeno y estimula la producción de vasos sanguíneos nuevos (angiogénesis) dentro y alrededor del área afectada. La presencia de oxígeno a presiones mayores a la ambiental, mejora la respuesta del sistema inmunológico reduciendo el dolor y el edema gracias a sus propiedades anti-inflamatorias por naturaleza misma. Adicionalmente un ambiente rico en oxígeno inhibe el crecimiento de algunas bacterias anaerobias que son sumamente peligrosas, potenciando la acción de algunos antibióticos y por ende haciéndolos más efectivos.

La oxigenoterapia hiperbárica trabaja directamente:

  • Eliminando bacterias infecciosas que mueren al ser expuestas en un ambiente rico en oxígeno.
  • Acelerando la curación de partes dañadas en el cuerpo tales como quemaduras, lesiones deportivas o fracturas.
  • Reduciendo la dolorosa hinchazón que interfiere con el movimiento y curación.
  • Reduciendo el tiempo de curación post-operatorio en varios tipos de cirugías.
  • Reconstruyendo y regenerando los vasos sanguíneos dañados por una mala circulación causada por diabetes, problemas vasculares posteriores a algunos paros cardiacos entre otros.
  • Estimulando el sistema inmunológico para combatir infecciones de una manera más eficaz.
  • Reparando el daño causado por substancias tóxicas o por inhalación de humo, envenenamiento por monóxido de carbono.
  • Aumentando el grado de oxígeno presente en tejidos y huesos, esto es especialmente importante para pacientes después de cáncer de próstata, garganta, quijada o cuello.

Existe una ley física que nos indica que el aumento en la presión atmosférica permite que una mayor cantidad de gas sea disuelto dentro de cualquier líquido. Este mismo principio es aplicable al oxígeno y el plasma (el componente líquido de la sangre). Cuando el cuerpo es presurizado en una cámara hiperbárica, el 100% del oxígeno que respira se vuelve soluble en los fluidos y tejidos del cuerpo.

El oxígeno disuelto es fácilmente transportado por todo el cuerpo por lo que no solo aumenta la cantidad de oxígeno disponible a los tejidos sino que también lo lleva mediante la ósmosis para alcanzar áreas del cuerpo y del cerebro que normalmente sería difícil alcanzar.

Gracias al aumento de oxígeno en áreas dañadas y difíciles de sanar, la oxigenoterapia hiperbárica acelera el proceso de curación natural y provee al cuerpo de estimulación adicional. La producción de colágeno y fibroblastos también es acelerada, los cuales son importantes para la reconstrucción y para la recuperación de tejido o hueso dañado. Los nuevos vasos sanguíneos (angiogénesis) generados por la estimulación de la oxigenoterapia hiperbárica son permanentes aún después del tratamiento.

Reiteramos nuestra intención de ponernos a sus órdenes y aclarar cualquier duda que surja. Lo invitamos a nuestras instalaciones para poder atenderle como usted se merece.


Nombre:


Correo electrónico:


Asunto del mensaje:


Contenido del mensaje:


Deseo ser contactado por teléfono:


Hiper Cab S.A. de C.V.
Av. López Portillo #846, Mz. 17, Lt. 6, S.M. 59
Unidad Morelos. Cancún, Quintana Roo. C.P. 77515